En general, su función es prestar apoyo en materias legales (asesoría jurídica) al alcalde y concejo. Informar en derecho todos los asuntos legales que las distintas unidades municipales le planteen y orientarlas periódicamente, respecto de las disposiciones legales y reglamentarias. Mantener al día los títulos de los bienes municipales.

Podrá asimismo, iniciar y asumir la defensa a requerimiento del alcalde, en todos aquellos juicios en que la municipalidad sea parte o tenga interés, pudiendo comprenderse también la asesoría o defensa de la comunidad cuando sea procedente y el Alcalde así lo determine.